Inicio > Mundo, Religión > Y aparte de rezar, Ratzinger, ¿qué más vas a hacer por el Japón?

Y aparte de rezar, Ratzinger, ¿qué más vas a hacer por el Japón?


“El papa Benedicto XVI oró por las víctimas del terremoto y maremoto de Japón, informó el viernes El Vaticano. La Santa Sede dijo que el pontífice está ‘profundamente entristecido por los efectos repentinos y trágicos´ de la catástrofe natural, e invoca ´la bendición divina de la fuerza y el consuelo´ para los deudos. El pontífice también manifestó su solidaridad con los encargados de las tareas de rescate, alivio y apoyo.” (FUENTE: AP).

¿Por qué no se calla este vetusto y sátiro encubridor de pedófilos y, en lugar de seguir expresando su “tristeza” y “solidaridad” por las desgracias que ocurren en el mundo, se mete una mano al bolsillo, trepa su avión y se traslada a la zona afectada con parte del botín que viene amasando el Vaticano durante siglos?

¿Hasta cuándo vamos a escuchar a la autoridades eclesiásticas lloriquear como perritos lastimeros  y encargar a los altos espíritus la tarea de arreglar la situación del mundo? ¿No pueden estos curas subirse la sotana y ponerse manos a la obra llevando ayuda material (alimentos, ropa, medicinas) a los damnificados de los innumerables desastres naturales de estos últimos años?

Se sabe que el Vaticano es uno de los estados más poderosos sobre la tierra, pero ello no lo convierte en un ente realmente solidario cuando se trata de materializar ayuda humana. ¿En cuántos casos de emergencia ha proporcionado algún tipo de apoyo económico? En ninguno, que yo recuerde. Ni este Papa ni el anterior se han preocupado por aliviar los problemas reales del mundo. Karol Wojtyla recorría el mundo con su innegable carisma, llevando discursos en diversas lenguas, mas nunca se supo de que hubiera dejado algún tipo de colaboración para aplacar el hambre o disminuir la muerte. La misión de los Papas se limita a orar y orar y orar, como si esto devolviera la vida de quienes mueren cada segundo por falta de alimento o medicación oportuna.

Para devolver la credibilidad en la cada vez más venida a menos iglesia católica, sus autoridades deberían seguir el ejemplo de Teresa de Calcuta, quien sí supo el verdadero significado de la palabra “servir” y vivió en carne propia la pobreza y la desgracia de los más necesitados.

Categorías:Mundo, Religión Etiquetas: , ,
  1. Edgard Rodriguez
    abril 5, 2011 en 7:15 am

    a no ser por el ultimo parrafo, estabas metiendo a toda la comunidad catolica en un mismo costal y en eso no estoy de acuerdo, pues aunque si no soy catolico practicante ni simpatisante, puedo decir que hay muchos misioneros, sacerdotes, monjas y colabores laicos de la iglesia que llevan ayuda a mucha gente en Africa, america latina, asia… en cuanto a la cupula de esta, en eso estoy de acuerdo contigo.

  2. abril 5, 2011 en 11:30 am

    Como en toda agrupación humana carcomida por la ambición y corrupción, siempre hay gente que se salva. Lo que saca roncha es que los líderes, quienes deberían dar el ejemplo, se quedan mirando las tragedias del mundo, muy cómodamente sentados en sus palcos de lujo. ¡No es justo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: