Inicio > Pessoal, Religión > ¿Valores = Religión?

¿Valores = Religión?


Sin duda, el grupo humano que compone un salón de clase es una fuente inagotable de ideas y sorpresas . La otra noche, una de mis alumnas exponía acerca de los valores y los mencionaba según sus categorías. Como merodeaba mucho a la idea de que si una persona tenía sólida formación religiosa tenía valores más contundente, al momento de terminar su exposición y dar paso a las preguntas, fui el primero en lanzarle un dardo: “¿Has querido decir que si una persona no tiene afiliación religiosa no tiene valores?” Su respuesta bailó como una figura borracha para al final enredarse en un harakiri que nadie supo entender.

Así como en la exposición de mi alumna, muchas personas confunden el hecho de tener valores con el de poseer una creencia religiosa. Yo fui educado en un colegio religioso y un hogar en el que la madre profesaba la fe de los hebreos, y sin embargo, mi presente ateo no debe sus valores a la religión. Mis valores son fruto de una cuidadosa elección y selección; son aquéllos que me permiten ser respetado, admirado sin llegar al extremo de asfixiarme o comprometerme demasiado con los demás. Aún así, con conveniencias y todo, me precio de tener más valores que cualquier persona que tenga el cerebro remojado en el ácido corrosivo de la religión.

Mi ex novio, quien se enorgullece de ser católico, es un caso inexplicable de ejemplo del antivalor: apoya la prostitución, no respeta la dignidad de su prójimo y justifica cualquier acto cuestionable si es que él (o su mamita) lo comete. Sin embargo, su familia es muy devota de la Virgen, nunca deja de ir a la misa, y no se pierde un velorio (sobre todo si les dan de comer gratis). Es ininteligible que con una mano se persigne y con la otra tire la basura a la calle; sin embargo, a la hora de enseñar a sus alumnos pequeños, ahí sí es un dechado de moral.

Y aún cuando mi propia hermana me cuestione el hecho de que, sin creer en Dios, yo le hable de valores, yo me siento tranquilo con mi conciencia y sé que tengo mucho que dejar a las generaciones venideras; pues mi ejemplo fluye diáfano desde mi interior y no destila de la cloaca pútrida de un montón de curas pederastas.

  1. Edgard Rodriguez
    abril 19, 2011 en 5:27 am

    los valores y los juicios que nos hacemos sobre estos en las personas, parten de lo que nosotros mismos llevamos dentro, cada vez que alguien se muestra muy cerrado y poco flexible a otros puntos de vista se acerca mucho como pensamiento a las clases dirigenciales de las distintas religiones, pienso que el valor mas importante que debemos tener es el respeto por las personas, por la vida humana y por los bienes colectivos. mas alla de esto mas que valores son puntos de vista.

  2. abril 19, 2011 en 11:05 pm

    Se nota, caro Piccolino, que el tiempo ha modelado tu razón y afinado tu pluma. No mal dicen que los años son sabios.

    Ojalá y ya no te me descarriles.

  3. Johnn
    abril 20, 2011 en 2:35 am

    Love Edgard’s comment. However, a feeling of aggressiveness flows our of your writting.
    Just, take it up with soda 😉

  4. abril 20, 2011 en 1:08 pm

    I agree, all what you’ll find in my articles about religion is that, aggressiveness, because all of those religious leaders are wolves in the sheep skin (even worse than politicians).

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: