Jueves Santo


Quiero llorar por ti, pero sólo si viera tu cadáver destrozado sobre la autopista. En ese momento vendrían a mi mente tantas cosas que vivimos juntos y talvez asomaría por mi mente que la vida nos podría haber dado una nueva oportunidad, para caminar juntos lado a lado en medio de los avatares de una existencia imperecedera.

Lloraría por ti porque me habrías antecedido en la partida; talvez porque lo merecías; pero tu imagen me pegaría la cara como el portazo violento que destrozó mis esperanzas de ser feliz; me taladraría las venas como la música que me hacías escuchar y que ahora sirve de fondo a la celebración de una piara de pobres beodos.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: