Inicio > Política > Chau, Humala

Chau, Humala


Las últimas encuestas presidenciales señalan una ventaja (aparentemente corta) entre los dos candidatos presidenciales en esta segunda vuelta. De esta manera, se ve el despunte de la candidatura de Keiko Fujimori, quien, hasta hace un par de semanas, se encontraba a menos de un punto porcentual de Ollanta Humala.

La responsabilidad de este incremento en la preferencia a la hija del ex presidente la tienen los medios. Es clara y evidente la manipulación que han ejercido ciertos canales de televisión y medios impresos (y virtuales) hacia el desprestigio cada vez más impío del candidato Humala. A diario se pueden ver noticias culpándolo de sucesos como el Andahuaylazo o confirmando su, ahora negado por él en todos los idiomas, vínculo con Hugo Chávez. Todo este cargamontón mediático ha obligado al nacionalista a morigerar su otrora radical propuesta y poner cara de “yo no fui”. Ha cambiado su plan de gobierno; ha firmado el acuerdo nacional de gobernabilidad (cosa que se resistía a hacer al principio) y recorre el Perú de cabo a rabo mostrándose afable y cercano, prometiendo que no tocará los fondos previsionales de los peruanos o ahuyentará las deseadas privatizaciones que dan liquidez y empleo en nuestro país.

Por su lado, a pesar de algo de veneno que circula en la internet sobre los delitos de su padre, la señora Fujimori recibe el respaldo de figuras públicas (incluido el propio presidente) y se dice inclusive que la DIROES, donde vive recluido su padre, es el centro de su campaña y que es el mismo ex presidente el que está manejando los hilos de esa candidatura mientras los poderes del Estado se han dado la vuelta para “no ver” lo que está ocurriendo. Es por demás sabida la complicidad que siempre existió entre el partido de gobierno y los Fujimori (fueron los apristas los que llevaron a Fujimori al poder el 1990), así que a nadie sorprende el tácito apoyo a la candidata nipona.

A estas alturas y basándonos en experiencias pasadas, la tendencia ya parece irreversible. El porcentaje de votantes indecisos se ha reducido, de 20 a 10% y así el Perú avanza hacia el espeluznante cinco de junio, día en que, guiados por la desidia, volveremos a dar un salto al vacío votando por el candidato “menos malo”. Nunca cambiaremos …

Categorías:Política Etiquetas: , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: