Archivo

Archive for 31 julio 2011

Crecer a la sombra de un amor pasado

julio 31, 2011 7 comentarios

Qué difícil es entrar a la vida de otra persona cuando sus recuerdos amorosos recientes aún persisten. Es sentir que cualquier cosa  que se haga o se diga va a ser comparada con ese ser que protagonizó momentos imperecederos y claves en la vida de nuestro nuevo amor. Es verlo continuamente naufragar en las penumbras de la memoria, seguramente evocando algún capítulo inolvidable al que se aferra con todas sus fuerzas.

¿Qué hacer? ¿Abandonar la lucha y dejar a nuestro amor perderse a la deriva de sus sueños rotos? ¿O emprender la titánica tarea de construir un nuevo fortín donde no puedan penetrar las flechas de su nostalgia? Es un costo muy alto,  un anhelo casi estéril.  ¿Habrá alguien dispuesto a pagarlo?

Vivir en la penumbra de un amor que nos antecedió es golpearnos la frente una y otra vez contra una barrera, casi infranqueable, de la que sólo podremos escapar siguiendo el rastro de nuestra propia sangre vertida en el intento de revertir ese sombrío destino.

Categorías:Pessoal, Sentimiento Etiquetas: ,

Hot-hot new grandpa

Cuando la vida nos vuelve a poner en el tablero de juego, a veces lo hace por partida doble. Esto le pasó al popular cantante portorriqueño Jerry Rivera quien, a los 37 años acaba de lanzar su álbum “El amor existe” y, a la vez, se ha convertido en uno de los abuelos más jóvenes del mundo artístico, al haber nacido su primer nieto, un bebé fruto de la relación de su hijo y la novia de éste, ambos de 18 años.

El intérprete que hizo famosos temas como “Cara de niño”, “Cuenta conmigo” y “Amores como el nuestro” (canción de la que Shakira “tomó prestados” unos acordes para su éxito “Hips don’t lie”), siempre destacó y deslumbró por su bien cuidado físico, característica que le valió el título de “el baby de la salsa”, atribuible también a su rostro de apariencia infantil. La fama y el éxito han acompañado a Rivera desde muy tierna edad, hecho que es verdaderamente sorprendente, ya que en varias de sus canciones se le oye muy desentonado y fuera de ritmo, lo cual hace sospechar que el marketing para su imagen tiene que trabajar muy duro para compensar esta seria deficiencia. Talvez el artista equivocó el género, ya que, al incursionar en la balada en alguna etapa de su carrera (“No me olvidarás”, “Herida mortal” y “Ése”.), el resultado fue bastante aceptable ¿es que nadie nunca se lo dijo?

Esperemos que su estilo se haya delimitado en su última producción musical, sobre todo porque tiene la gran responsabilidad de volver éxitos en ritmo de salsa temas que ya sonaron en acordes de baladas en las décadas de los ’80 (“No Basta” y “Será”, del cantante Franco de Vita; “Sólo con un Beso” y “Yo que te Amé”, de Ricardo Montaner; “Sólo Pienso en Ti” – primer corte promocional – y “Toda la Luz”, de Guillermo Dávila). Mucha suerte para el nene de la salsa y esperemos que ese cuerpito que se enrumba a la base 4 no deje de hacernos delirar ni un solo segundo (ya que de su voz no esperamos mucho más).

¿Te someterías a una terapia sicológica por amor?

julio 29, 2011 2 comentarios

Después del fracaso de una relación es muy común echar la culpa al otro del mal término; que si no me comprendió, que si me mintió, que si no me toleraba, que si arrastraba muchos fantasmas del pasado, etc. Todo con el único afán de quedar uno mismo como la santa víctima y mártir de las injusticias del ex, y contar a los amigos lo desafortunados que somos en el amor porque “una vez más” nos volvimos a equivocar.

¿Qué hay de cierto en esto? Sobre todo cuando después rasgamos nuestras carnes evocando infinitamente los buenos momentos y las innumerables y hermosas experiencias que pasamos en pareja. Es más, nuestro mejor amigo, a quien recurrimos como primera instancia como paño de lágrimas para contarle acerca de nuestra ruptura, es precisamente ahora quien nos escucha mencionar al ex en cuanta conversación tengamos, pues cada tema y cada cosa que hagamos trae un recuerdo suyo. Entonces ¿No todo fue malo? Y si es así ¿Por qué terminamos? Si todo era tan bonito, y los momentos de crisis eran sólo unos cuantos ¿No hubiera valido la pena buscar otro tipo de ayuda?

Es totalmente común en otros países el recurrir a un sicólogo (o siquiatra) en cualquier momento de la vida para solicitar un consejo o una guía antes de cualquier paso que se quiera dar. Es útil y muy necesario tener cerca a un profesional de la mente durante todas las etapas del desarrollo humano, ya que el bienestar sicológico es tan importante como el físico. Nuestra cultura no lo fomenta; sólo nos preocupamos de los males externos y solicitamos medicina, tratamiento o cirugía a nuestro médico de cabecera cuando ello ocurre; mas, cuando algún mal del “alma” nos aqueja, quedamos tan mal parados que somos capaces hasta de suicidarnos, porque ir al terapeuta es cosa de locos y nosotros ¿no lo estamos?

Y, finalmente, si nuestro romance tenía cosas rescatables, y no dejaron de asomarse por ahí frases como “te amaré por siempre” o “eres el amor de mi vida”, ¿Por qué es que lo dejamos ir? ¿Por qué no fuimos capaces de recurrir a alguien del exterior que nos lo pudiera ayudar a rescatar? ¿Qué pasó con la ayuda profesional, no estaba en nuestro directorio telefónico? ¿Nos creímos tan omnipotentes como para poder resolver un tema tan delicado con nuestras propias y torpes manos? ¿Pudo tanto nuestro orgullo como para decir que podíamos echar al agua el 50% de nuestro ser y seguir caminando después como si nada?

¡Yo soy del Perú, señores!

Ser peruano es el regalo más preciado que me puede haber dado la vida. Fuera de un patrioterismo impuesto que nos trataron de inculcar en edad escolar, las diversas circunstancias de mi existir me enseñaron que ostento el privilegio de ser heredero de una raza luchadora que siempre tuvo como horizonte el trabajo y el éxito en todos sus campos.

Las diversas etapas de nuestra historia nos muestran cómo el país sufrió invasiones y guerras, y, aun cuando no se puede vivir llorando recuerdos tristes, es menester aprender de los errores y sacar en limpio los cambios favorables que se produjeron bajo estas circunstancias. El mestizaje racial y cultural dieron a luz a nuestra identidad de hoy: un país multifacético, pero con una identidad homogénea que día a día se va consolidando en las conciencias.

Se nos critica mucho de individualistas y hasta de alienados, mas, recordemos, que tenemos apenas menos de 200 años como país independiente y que, aun a nuestra corta edad, se ve ya que el amor al Perú, su gente y su cultura, van cuajando en una sola voz que a todo pulmón (y en cualquier momento y circunstancia) está dispuesta a gritar: ¡VIVA EL PERÚ!

Un saludo desde este blog a todos los compatriotas residentes en nuestra patria y, un mensaje a quienes viven fuera: nuestro país necesita de todos sus hijos, nunca es tarde para  volver.

Presidente 17

En medio de vítores, aplausos y otras manifestaciones de aprobación, juramentó como presidente número 17 del Perú, Ollanta Moisés Humala Tasso, ganador de las elecciones generales 2011 en segunda vuelta. Humala pudo, también, saborear, de primera mano en su asunción del mando, la amarga oposición que tendrá que enfrentar de parte los partidarios de su derrotada contendora. Entre ellos figura la tristemente célebre Martha Chávez, defensora de lo indefendible, quien vuelve a integrar el Congreso de la República luego de una bochornosa gestión parlamentaria en los tiempos de Alberto Fujimori.

Posterior a su juramentación, Humala leyó su discurso como primer mandatario de la república, en el que destacó la inclusión social, la concertación económica y política, las mejoras salariales para policías y pobladores de situación social paupérrima y la utilización de los recursos naturales principalmente por los mismos peruanos.

Humala Tasso habló también del reforzamiento de la seguridad ciudadana a nivel nacional, así como la no impunidad para los crímenes cometidos contra menores de edad. En un momento de su intervención, el flamante presidente se dirigió al presidente chileno diciendo que respetará la decisión de la Corte de la Haya con respecto al diferendo marítimo existente en la actualidad entre nuestro país y el vecino del sur. Luego de su discurso y el respectivo saludo a las autoridades presentes, Ollanta Humala se dirigió a la revista de tropas, saludo a la bandera y, finalmente, abordó el auto descubierto en donde fue transportado a Palacio de Gobierno para tomar juramento a su primer gabinete magisterial.

Se incia hoy un nuevo capítulo en nuestra historia republicana con la esperanza de que las promesas se cristalicen en realidades palpables, y que la fe de nuestro pueblo no se vuelva a ver jamás traicionada por el oportunismo o la mera ambición política. Esperemos todos que así sea.

La monería como estilo de vida

Conozco a Bartolomé desde que llegué a esta ciudad, en 1999. Éramos compañeros de oficina, trabajábamos lado a lado y, desde un inicio, me agradó su carácter afable y personalidad sencilla. El tiempo y las circunstancias hicieron que ambos abandonáramos el centro laboral donde nos vimos por primera vez y que emprendamos rumbos distintos en nuestras vidas; sin embargo, ello no impidió que nos mantuviéramos conectados a través de los años, a pesar de algunas pausas obligadas, ya sea de mi lado, ya sea del suyo.

Desafortunadamente y, quizás porque la soledad obra efectos inesperados en la mente humana, en algún momento del camino, Bartolomé empezó a cambiar. Su temprana sencillez y don de gentes se convirtieron en una insufrible pedantería que sólo encuentra sosiego entre las gentes que conforman las altas y pútridas esferas de la sociedad trujillana. Su desesperada necesidad de aprobación lo llevaron a sacrificar años enteros de privaciones económicas y consiguiente ahorro, en favor de la adquisición de un departamento en la zona más exclusiva de la ciudad; ello tan sólo para poder agasajar a sus amistades opulentas y arribistas. No es de sorprenderse que Bartolomé vista siempre a la moda y con las marcas más renombradas del mercado, ni que ostente una veintena de colonias que sólo un actor hollywoodense puede darse el lujo de usar. Tampoco es extraño para nadie que, cansado de gorrear movilidad en sus noches de juerga, haya decidido comprarse un auto de lujo, sumando esta nueva deuda a la que ya tiene por el departamento, el mismo que terminará de pagar pocos meses antes de su jubilación (dentro de 25 años o más).

Mas él se dice feliz. Frecuentando su “círculo” de personalidades de solvencia real, despilfarra el dinero que guarda bajo su colchón (ahorros producto de comprar sus artículos de primera necesidad en mercados mayoristas y de descuento) en fiestas de sexo y alcohol desmedidos para poder estar a la altura de sus “pares”. Pero, ¡Oh, pobre Bartolomé!, a solas llora su soledad hacinado en una habitación de 20 m2, compartiendo el único baño de la casa con otras 19 personas y con sólo una Pentium 2 por compañera … es que el alto préstamo de su departamento exclusivo es impagable para su realidad, y prefiere alquilarlo a terceros, pues vivir en él significaría dejar de socializar con aquella peste de ricachones y eso sí que sería una muerte en vida … ¿aceptar su cruda realidad? ¡Jamás!

Cualquier parecido con algún personaje de mi entorno es pura casualidad.

Caminante, no hay camino …

Con una goleada 4-1 contra el equipo venezolano, la selección peruana cerró su participación en la Copa América con un honroso tercer lugar, haciéndose acreedora a la medalla de bronce. Para muchos, un tercer puesto no significará mucho, mas, para nosotros, un país golpeado una y otra vez por derrotas futbolísticas (debidas a la desidia, mediocridad, falta de compromiso o todas las anteriores), esta verdadera victoria enciende una luz en nuestro camino futuro referido al balompié. Figuras como Juan Vargas, Carlos Lobatón o, el goleador de la Copa, Paolo Guerrero, nos han dado la maravillosa bofetada que nos sacudió de nuestros cien años de letargo.

Ya se miran los compromisos venideros con menos ceños fruncidos; ya no escuchan los hijos a sus padres el “talvez algún día Perú … “, sino que ahora es factible; ahora lo podemos palpar; llegar más allá es posible y nuestros jugadores así lo han demostrado. Valgan estas experiencias con sabor a gloria para que nos catapulten a nuestros sueños más caros y podamos seguir demostrando al mundo que los peruanos sabemos conseguir lo que realmente queremos. ¡ARRIBA PERÚ!

A %d blogueros les gusta esto: