Inicio > Pessoal, Sociedad > Soy un esclavo

Soy un esclavo


Hay un calabozo donde paso el mayor tiempo de mi vida en voluntario arresto domiciliario. Convivo con otros presos año tras año y vemos nuestros rostros demacrar y nuestros cuerpos decaer. No hay forma de fugarse, es inexpugnable y, quienes alguna vez se alzaron en justa protesta y enarbolaron la bandera del derecho a la libre expresión, terminaron decapitados y sus cabezas sirvieron de estandartes de advertencia para cualquier otro posible insurgente. Nuestra diaria tarea consiste en enseñar a borregos montaraces a usar valiosas herramientas que les servirán para abrir su camino futuro y forjarse un mañana; ellos, en compensación, nos ignoran y nos descabellan para ver hasta dónde somos capaces de tolerarlos. Los capataces de la prisión no ven el daño que nos hace el ganado y, es más, se ponen de parte de él diciéndonos que gracias a ellos comemos y que más nos vale tratarlos con ternura y paciencia, o las represalias caerán sobre nosotros.

Somos un grupo de siervos que soportamos latigazos de ignominia en nuestras espaldas. Somos entrenados para saltar vallas cada vez más y más altas, con la fatua promesa de que nos mejorarán el alimento que miserablemente nos tiran cada fin de mes. Nos esforzamos –¡sí que lo hacemos!– pero esa promesa jamás se concreta y ante toda excusa nos dicen que agradezcamos que aún nos mantienen con vida. Y ya se viene otra purga y todos temblamos … ¿Quiénes nos dejarán esta vez? ¿Es posible convivir con tanta zozobra? ¿Cuándo veremos la luz del sol?

Como, bebo, sueño y excreto trabajo. Soy un autómata que tiene los sentidos puestos en la labor, sin tiempo ni ganas de hacer otra cosa. Hecho así soy por la necesidad, por la rutina, por el conformismo y por la mediocridad, y sin otro horizonte que la liberación que traerá alguna vez el despido.
Categorías:Pessoal, Sociedad Etiquetas: , , , ,
  1. Beato81
    agosto 3, 2011 en 12:40 pm

    Vaya amigo realmente se lee muy mal todo lo que pones. Pero al final quién puede decidir si cambia de giro a todo esto eres tú. Recuerdo que comentabas que a nivel personal levantastes anclas y te mandaste mudar.
    Abrazo. y fuerza mi estimado!

  2. Johnn
    agosto 4, 2011 en 12:50 pm

    Por suerte ya no vives en Lima… los residentes en la capital sí que saben de esa rutina. Trujillo es hermoso y tenemos mucha suerte de vivir en provincia.
    Abrazos
    Jhonn

  3. agosto 4, 2011 en 9:41 pm

    Pues, mi querido Johnn, lamento informarme que lo que lees en el artículo es el resultado de 10 años en mi empleo EN TRUJILLO.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: