Inicio > Pessoal, Sentimiento > Sollozos de una noche de invierno

Sollozos de una noche de invierno


En una noche de navajas de frío y humedad, fluyen mis memorias; en contraste, mis lágrimas brotan calientes y queman mis mejillas. Entonces me doy cuenta que es cierto, tú sigues ocupando ese lugar vital en mí y nadie te lo ha quitado, no importa cuánto vuelva mi mirada al exterior; no interesa en cuántos cuerpos me enrede en más de mil noches; no influye que ice el pabellón de mi independencia cada mañana. No. Tú sigues ahí.

Canciones me dicen que uno sabe cuándo el amor fue verdadero y cuánto se añora un regreso; me recuerdan que ellas fueron el vehículo que nos transportó al principio a esa aventura que se inició tan promisoria. Cómo olvidar cada promesa y cada peldaño que subimos juntos para alcanzar nuestras metas.

Regresemos a esta tramo de la carretera en que se truncó nuestro camino; apeémonos del dolor y retiremos la prohibición de pase; quizá ya exista una calzada asfaltada y llana para proseguir por la senda que nos propusimos y que aún espera por nosotros.

Categorías:Pessoal, Sentimiento Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: