Inicio > Pessoal > ¡Adiós a mis queridas vacas!

¡Adiós a mis queridas vacas!


¡Y llegó el día! Todo lo que empieza tiene que terminar. Aún cuando el viernes me reincorporo oficialmente a mi viejo empleo, hoy 31 de agosto es el término legal de mis vacas … mis queridas vacas, las mismas que no volveré a ver en un año y llegado otro invierno. Sin embargo, este período no se termina con un cúmulo de días estériles, ¡no! Han sido días de gran provecho y crecimiento a nivel personal e intelectual.

Para empezar, he proseguido con mis estudios satisfactoriamente y me he demostrado a mí mismo lo que recomiendo a todo el mundo: el aprendizaje se puede dar en cualquier momento y a cualquier edad, sólo hace falta voluntad, tiempo y un poco de dinero. Lo académico lleva a lo laboral y también me felicito de haber aceptado un nuevo empleo, el mismo que abre una etapa nueva en mi vida y oxigena mi carrera medio asfixiada por los diez años de rutina en mi trabajo de siempre. Este cambio me va a permitir estar menos estresado porque tendré un horario nuevo que tendré que ir alternando en ambos lugares. También me he trazado metas de crecimiento profesional a mediano y largo plazo y espero cumplirlas a cabalidad yendo gradualmente y quemando etapas.

He conocido gente interesante y sentado las bases para establecer amistades sólidas y duraderas, que son lo que me ha faltado todos estos años. Parte de este cambio se lo debo a mi blog, gracias al que he podido contactar con gente nueva y dar a conocer mi personalidad a quienes ya me conocen en otros estratos o de tiempos pasados. En el plano personal, adicionalmente, me di el tiempo de reencontrarme con un amigo a quien di una mano para resolver su intrincada vida y poder ver con un poco de más claridad lo que fue el descubrimiento de su verdadera orientación sexual.

Si bien es cierto, mis vacas se van con un saldo a favor, no puedo dejar de mencionar pequeñas cosas que no pude concretar, como mi viaje a ciudades más al norte (para recibir mi cumpleaños), o la visita a mis padres que seguramente me hubiese traído muchas satisfacciones. Mas siempre digo: “Mejores tiempos están por venir en los que el dinero ya no sea un motivo para dejar de realizar planes”. Y esto será verdad, sin duda, cuando mis vacas estén de vuelta.

Categorías:Pessoal Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: