Inicio > Sexo, Sociedad > ¿Quién dice que el sexo arruina la amistad?

¿Quién dice que el sexo arruina la amistad?


En mis ya no tan recurrentes exploraciones por las páginas de encuentros gays, me he chocado con individuos que dicen no buscar sexo, a pesar de tener perfiles con fotos más que insinuantes y una lista de preferencias sexuales dignas del Kamasutra gay. Esto es contradictorio, pues las mencionadas páginas son un supermercado de la carne y quien tiene una cuenta ahí y se conecta alguna vez es porque está buscando sexo; no hay otra explicación. Quienes digan que están buscando a su “Príncipe Azul” o a “un gran amigo” están pecando de ingenuos, o nos han visto la cara de estúpidos.

Varias personas extraídas de esas páginas, una vez agregadas a mi lista de contactos, me han despertado cierto interés que, al ir en aumento, ha originado que les llegue a cursar irreverentes proposiciones. Sin embargo, en algunas ocasiones, he recibido respuestas como que sólo quieren conversar o que les caigo tan bien que tener sexo nos haría perder la “hermosa amistad” que tenemos. Para mis adentros he reído de semejantes sandeces o hasta me ha fluido la bilis por la incapacidad de estas personas de poder, con sinceridad, decir cuáles son los verdaderos motivos de su rechazo. Y cuando se trata de hablar con pasivos, la imaginación es una cualidad de la que muchos adolecen. Argumentan que “pan con pan no pega” o que lo que ellos buscan es un hombre “de verdad”. En realidad, por mi cabeza no pasa una justificación ante tal falta de neuronas, pues las alternativas sobran. No sólo la penetración es el objetivo, pues existen otras maneras de interrelacionarse íntimamente, como por ejemplo, caricias, besos, sexo oral, o, por último, una inopinada pero contundente “sentada” en el regazo del otro.

En lo personal, he cultivado amistades verdaderas y transparentes en las que han ocurrido memorables episodios de sexo, y ello no ha menguado en nada la lealtad, solidaridad y complicidad con mis amigos; muy por el contrario, hemos reforzado los vínculos amicales y he demostrado que el ser amigo significa estar ahí precisamente cuando el otro te necesita.

Finalmente, he llegado a una conclusión. No se trata de exceso de prejuicios o demasiados escrúpulos. Cuando te dicen que al tener sexo contigo “arruinarían” la hermosa amistad que tienen contigo porque les caes de ptm; no es sino otra manera de decir que no eres su tipo de hombre y que, con tu permiso, seguirán buscando en ese supermercado de la carne llamado página de encuentros.

  1. Edgard Rodriguez
    diciembre 27, 2011 en 3:44 am

    tambien yo tengo muy buenos amigos con los que he comenzado follando, nunca ha pasado que me folle a un amigo…..

  2. enero 4, 2013 en 1:16 am

    Disculpa, Piccolino, por lo tardío de mi réplica. En realidad, en mi caso particular, yo no cultivo ningún tipo de relación adicional con aquellos que se acuestan conmigo. Llamo a esta actitud “no pasearme con la comida” y los mantengo siempre entre cuatro paredes.

    Tuve un amigo con quien sí salía y con quien también viví ardientes episodios de calentura, mas ya no lo frecuento más; nuestra amistad murió.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: