Inicio > Mundo, Religión, Sociedad > Fucking Christmas! o la degeneración de la navidad

Fucking Christmas! o la degeneración de la navidad


¿Qué es la navidad en nuestros días? ¿Por qué es tan atractiva, esperada y anhelada por muchos? Se dice que es la fecha en que reina la paz y unión familiar entre todos los seres humanos, y los medios de comunicación se encargan de restregárnoslo en la cara desde fines de octubre y hasta el 25 de diciembre incluido. Sendas campañas navideñas obligan a la gente a correr a las tiendas y reventarse hasta el último centavo del aguinaldo o hipercargar las 98 tarjetas de crédito otorgadas por las generosas y siempre-preocupadas-por-nosotros entidades financieras. El pavo, el panetón, los regalos, los hiperinflados boletos aéreos o terrestres son ya la razón de ser de estas fechas, mucho más allá del origen religioso que se ha ido perdiendo con el paso de los siglos, la globalización y el vertiginoso desarrollo de la tecnología. Hoy por hoy, el 25 de diciembre no es más la celebración del nacimiento de un líder hebreo hace más de dos mil años; el consumismo y metalización de los sentimientos han evaporado toda buena intención. Y este resultado es muy inherente a la naturaleza humana.

Otras celebraciones religiosas, como el Mardi Gras, que estaban dentro de los días importantes en la Semana Santa católica, han degenerado en Sodo-gomórricos carnavales donde reina el desenfreno de la muchedumbre y la exaltación de cualquier tipo de emoción, excepto el recogimiento o la devoción. La humanidad va dándose cuenta de que el elevar un tributo al Eterno no deja retribuciones tangibles y prefiere adorar a nuevos ídolos, como el Santa Claus de Coca-cola, o al Papá Noel cachondo de alguna página gay; así que, ¿por qué no simplemente disfrutar de nuestro mundo físico y nuestros sentidos sin tener que esperar los feriados calendarios reservados por nuestra Santa Madre Iglesia? Es un desperdicio no hacerlo; recordemos que sólo se vive una vez.

  1. Edgard Rodriguez
    diciembre 27, 2011 en 3:28 am

    mucho bastante absolutamente de acuerdo contigo en la ultima frase, te digo que a mi la navidad me es indiferente, todo lo que amaba de pequeño, como el nacimiento, el arbol, los regalos, ahora los detesto, lo que amo es el hecho de poder estar junto a las personas que quieres, eso espero no cambie nunca.

    El primer christmas boy de tus fotos es Carlo Massi un actor romano que a veces se ve en giro por las milenarias calles romanas y no es tan tan tan…. como en la foto.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: