Inicio > Pessoal, Sentimiento > ¡Aguaaaaanta, chochera!

¡Aguaaaaanta, chochera!


Apenas dos semanas por el messeger y Jim ya me envía mensajitos promisorios, del mismo cariz de los que acabo de borrar de mi ex (después de dos años de tenerlos almacenados en el celular). Me dice que soy su mejor regalo de navidad y que ya no ve la hora de embarcarse conmigo en el bus que nos llevará rumbo a la capital de la Eterna Amistad a recibir el año nuevo. ¿De quién es la culpa? Pues mía, de quién más va  a ser, si yo me la paso tendiendo redes para ver qué presa cae, y por ahí alguno se entusiasma de más  y es entonces cuando vienen los problemas. Y es natural y sabio de mi parte desconfiar, no sólo por la larga historia de antecedentes que tengo, sino porque he observado algo en Jim que no me cuadra.

Hace un par de días, después de haber estado conversando largo y tendido por el msn usando palabras tiernas y acarameladas, él se hizo presente en carne y hueso en mi aula de trabajo. Lo invité a pasar y su rostro tenía una expresión severa, totalmente diferente a las sonrisas que a través de la red me mostraba. Su tono de voz era solemne y su pronunciación muy docta. La despedida también fue acartonada, aunque él dice que intentó abrazarme y que le disculpe el “atrevimiento”. Sin embargo, esa misma noche, sus mensajes volvieron a ser azucarados, diciendo que yo le había parecido angelical y que no podía esperar otro día para volverme a ver. “¿Perro que ladra … ?” – Dije yo; talvez debe ser bipolar como ésos que le gustan al Beato.

Yo he pensado que él podría querer algo más que pasarla bien; aunque sus planes para mudarse al extranjero están a la vuelta de la esquina, y yo lo que menos quisiera es una ilusión que me vuelva a dejar mal parado. ¡No gracias, ahí nomás!; mi poderoso antivirus sentimental (protector de mi corazoncito) se encargará de neutralizar sus intenciones por más promisorias y corintelladescas que parezcan. En fin, sea como fuere, me espera una aventura nueva con él en tierras ajenas y cada minuto que anteceda, transcurra y prosiga de las 12 de la noche del 31 será motivo para pintar nuevos paisajes en el lienzo áspero de mi vida.

  1. Beato de Humay
    diciembre 26, 2011 en 5:08 pm

    Sí que sos cruel!!! XD el chico no es bipolar pero parece que se ha enganchado fuerte a ti… así que lo mejor es tener las cosas claras y el chocolate espeso…

  2. Edgard Rodriguez
    diciembre 27, 2011 en 3:33 am

    no entendi muy bien, pero pienso que debes darle pie tambien a que el chico en cuestion puede ser timido…..

  3. enero 23, 2012 en 12:00 am

    Sí, Piccolino, es tímido en el límite con la hostilidad. Bueno, cada persona es un mundo … eso recién lo estoy aprendiendo.

    Creo que pronto empezaré a hablar sobre mis compañeritos de universidad. Hay uno que me chifla ¡Uff!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: