Inicio > Espectáculo, Mundo, Sociedad > ¡Las reglas son las reglas, mamitaaaa!

¡Las reglas son las reglas, mamitaaaa!


Del exabrupto a la calma. Así parece haber pasado el multimillonario Donald Trump ante la presión impuesta por la prensa y la abogada de la transgénero y candidata a la corona de Miss Canadá, Jenna Talackova. El organizador del certamen de belleza más famoso del mundo se opuso inicialmente a que una persona que no nació mujer, participara en un certamen de féminas; este motivo causó que la Talackova fuese separada hace poco de su postulación a la corona.

Talakova nació como varón, pero en su temprana adolescencia se empezó a someter a tratamientos a base de estrógeno con el propósito de frenar su natural evolución masculina y empezar a desarrollar un cuerpo de mujer. Hace cuatro años tomó la decisión de cambiarse de sexo y, con, ello, dio el paso definitivo a su cambio de identidad, considerándose oficialmente como una mujer.

Como era de esperarse para casos como este, la prensa se adueñó del caso y puso a Donald Trump en jaque, resaltando los  argumentos que esgrimía la abogada de la participante en torno a un abusivo caso de discriminación. Ante todo el alboroto, el organizador del evento emitió una serie de declaraciones ambiguas, aparentemente admitiendo que su fallo original fue erróneo. Por otro lado, las reglas del concurso son bastante claras al respecto: “pueden participar todas aquellas candidatas que hayan nacido mujeres”, requisito que la espigada y flamante fémina no cumple.

En lo personal, considero que toda persona debe respetar las reglas y principios de cada circunstancia. ¿Por qué nos es tan difícil aceptarlo? Pienso que la señorita Talakova bien podría participar (¡y ganar!) un concurso de Miss Universo Gay o Miss Transgénero, pues ese evento está claramente dirigido a personas como ella. Si la organización Miss Universo tiene sus reglas, estas deben respetarse; hoy por hoy basta hacer un laberinto mediático para obligar a la gente a cambiar decisiones que a veces son justas y propias. A este paso, si las organizaciones siguen siendo acosadas por el rigor de los medios, pronto enjuiciarán a Chanel # 5 por no querer vender un frasquito a una coqueta chimpancé con pasaporte humano.

  1. abril 29, 2012 en 8:45 pm

    Pienso que mas que un tema de inclusion a la comunidad trans es meramente una movida comercial para darle mayor “importancia” a este concurso tan venido a menos pues todo el morbo que desatará la participación de esta “miss” hará mayor audiencia por ergo … mejores auspicios y mas $$$ al bolsillo de éste señor…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: