Archivo

Archive for 31 diciembre 2012

¡Salimos del closet!

diciembre 31, 2012 2 comentarios

Facebook1A pedido de nuestra legión de lectores de todo el mundo, nuestro querido blog La Mazmorra de mi Suegra ha hecho su entrada triunfal a la red social más difundida del planeta, desde la cual quienes aún no nos conocen tendrán la oportunidad de sumergirse en nuestros artículos y comentar los diversos temas que, mes a mes, tenemos a bien publicar.

Marca esto, pues, una etapa nueva en la historia de nuestro blog y de esta manera nos preparamos para recibir un nuevo año lleno de retos e inesperadas experiencias. ¡Un saludo!

Categorías:Mundo, Sociedad, Tecnología Etiquetas: ,

Regalo una piel desensibilizada y sin escrúpulos

diciembre 29, 2012 Deja un comentario

Pain faceEl sobreuso de la piel origina llagas que exponen el alma a infecciones que duelen sobremanera. El entregarse sin motivo a una vorágine de deseo apaga fuegos coyunturales pero nos expone al padecimiento de una melancolía inesperada, que es la merecida recompensa por haber perdido el gusto a la vida.

En mi desenfrenada locura por coleccionar noches de placer, surco las ardientes aguas de jóvenes ríos, sin importarme si su caudal me llevará a mares de pesadilla o remordimiento.  Mi mente no percibe y se abstrae, como si tuviera la secreta misión de compensar todo el tiempo de veda que significa el laberinto de una vida 5332646-collage--puesta-de-sol-en-el-planeta-alienigenahuérfana de privilegios.

Y de esta manera, pierdo la noción del día, mi sol se pone de mañana y en mi noche la luna huye a órbitas ajenas. No consigo sintonizar mis sentimientos y hago daño … y hago daño: corto amarras y dejo mis barcos alejarse en altamar sin la más mínima esperanza de un puerto promisorio.

Oneroso ladrón de calzoncillos

diciembre 27, 2012 Deja un comentario

Ladrón de calzoncillosHabita en una casa muy cerca de la Mazmorra de mi Suegra, un vil y vicioso amigo de lo ajeno, cuya especialidad en la Universidad del Latrocinio fue el hurto de prendas íntimas masculinas (Título  Nombre de la Nación). No escatima tiempo ni astucia para trepar a los techos de sus vecinos y descolgar todo bóxer, brief o calzoncillo que encuentre a su paso, sean éstos de la talla y antigüedad que sean.

Una vez cometido el delito, este truhán procede a entallarse el botín y frotarse las partes íntimas con lujuria, como si sintiese en su carne los genitales que habitaron hasta hace poco en esa trusa Boxers colgadosmasculina, hasta llegar al éxtasis y mojarlo todo con su fluido.

Siempre atento está a los días de lavado de sus vecinos y prefiere las tinieblas para su torcido accionar. Pero un día lo cogerán y ese día ha de cantar sus proezas o huir con el rabo entre las piernas para, luego de recuperarse del susto, reemprender su afición en nuevos tendales.

Muerte a los 50

diciembre 26, 2012 Deja un comentario

MICHAEL-JACKSON-michael-jackson-10317030-1082-1263Nadie nos preguntó si estábamos de acuerdo con venir a este mundo, ni si estábamos de acuerdo en tener los padres y hermanos que tenemos. Por último, no tuvimos pito en el carnaval de elección de nuestro nombre … nadie nos consultó nada.

A lo largo de nuestras vidas, se nos dice que el cuerpo y el alma del individuo no le pertenecen, que son propiedad prestada de alguna divinidad hebrea, a cuya voluntad estamos, y que será él y sólo él quien decida cómo y cuándo podremos dejar nuestro estuche de carne y partir al encuentro con él. Mas, despojados de todas esas cursilerías, no hay verdad mejor dicha que aquélla que señala que  cada uno es dueño de su propia vida y que, una vez cumplida la misión y llegado el tramo del camino que nos pinta el pelo de blanco y nos traza surcos en la piel, es menester tomar la decisión de continuar o de levar anclas anticipadas.

Es, por muchos, inadmisible, que alguien pueda querer terminar su existencia en forma voluntaria, se le acusa de paranoia o depresión, pero es mejor dejar este mundo en pleno ejercicio de sus funciones vitales que esperar llegar a un estado de senectud en el que volvamos a ser como niños, dependientes y hasta a veces dementes, con suerte rodeados de familiares o profesionales especializados y sin ella, tristemente abandonados en un muladar o calle indiferente.

Abundan las cátedras sobre ética de la vida, su respeto y su dignidad, mas, terminada la ponencia, cada filósofo regresa a lo suyo y el miserable, se queda con su yugo llamado vida, para arrastrarlo todavía un tramo suicide1más por la accidentada carretera. Considero que la vida lo hace a uno sabio, y es el verdadero sabio el que decide cuándo su papel en este gran teatro debe salir de escena, y no hay lágrima ni verborrea que deban poner escollos a estas grandes decisiones. En lo personal, he pensado mucho en este tema, llegando a la conclusión de que, cuando cumpla los 50 tendré que tomar una decisión crucial: la de quedarme en el mundo de los vivos o emigrar hacia lo desconocido y así evitar la dependencia y/o discapacidad que suponen una edad avanzada. Trataría de dejar todo listo y planeado para que mi desaparición súbita no traiga consigo mayores ajetreos o inconveniencias a mi entorno familiar.

El inmenso riesgo de volver a contraer el amor

diciembre 25, 2012 Deja un comentario

Image“Nadie está libre” es un dicho común,  y tampoco hay alguien que haya descubierto la manera de cauterizar las conexiones neurológicas que nos impulsan a buscar a otra persona una y otra vez, a pesar de los constantes topetones amorosos y heridas curadas sólo superficialmente. Aún cuando uno jura nunca más enamorarse y guardar para sí toda consideración y cuidado, el riesgo está ahí, latente, y, con las defensas bajas, no hay vacuna que nos impida el contagio de un nuevo amor.

Yo no tengo cuenta en Facebook, pero ando bien metido en las páginas de búsqueda de hombres; tan metido como lo puede estar un ludópata en el casino o un alcohólico en el bar, y esta “afición” me trae las consabidas consecuencias: luego de tanta demanda y oferta carnal, aparece quien, cual aguja en un pajar, nos mira bonito y nos señala un barco en lontananza, presto para llegar a la orilla a la brevísima velocidad de un “sí”. Abstraerse luego es tarea titánica, pues el corazón se abre como una flor a la luz primaveral y vuelven a despegarse los pies Sin corazóndel suelo.

No cabe entonces el “no me lo advirtieron” o “yo no sabía”; es un pecado a ojos abiertos y una consecuencia tan lógica como quemarse si se ponen las manos al fuego. Una vez embarcado nuevamente habrá que encomendarse a los Apus para que nos lleven con bien en la nueva travesía o, idear la manera de saltar del vagón con la posibilidad de romperse la cabeza. ¿Quién entiende al género humano?

Categorías:Pessoal, Sentimiento Etiquetas: , , ,

Esclavitud africana en pleno siglo XXI

diciembre 23, 2012 1 comentario

ImageAbunda en las páginas de búsqueda sexual gay la mafia que utiliza hombres africanos para captar público incauto. Estos machos de ébano tienen cuerpos cuidadosamente esculpidos en horas y horas de gimnasio y no escatiman sesiones de fotos para obtener las imágenes que servirán de anzuelo para las víctimas. El procedimiento es simple: se establece la comunicación vía página de búsquedas o por chat y luego se engatusa al contacto hasta lograr que éste binde los medios económicos para que el africano pueda viajar al país de destino y concretar la “relación soñada” o, por lo menos que el usuario de la página acceda a enviar algo de dinero para cubrir las necesidades, generalmente de “estudio” o “las medicinas para la madre enferma”.

Sin título-4Es de suponer que este cártel del sexo se aprovecha de la deprimida situación económica de estos jóvenes y les propone el negocio de sus sueños: el enganche de hombres de todo el mundo a cambio de una jugosa comisión o una promesa de estabilidad económica para ellos y sus familias o, quién sabe, un espacio en el firmamento de los escorts más codiciados del orbe.

La pregunta es ¿Qué pasa en el futuro con estos jóvenes? ¿Continúan con el juego por muchos años más? ¿Qué ocurrirá cuando pierdan el encanto de sus firmes pectorales o abultados bíceps? ¿Serán desechados y arrojados nuevamente a sus lugares de origen donde les espera otra vez (y ahora mucho peor) la misma paupérrima situación de vida?

A %d blogueros les gusta esto: