Archivo

Archive for 28 febrero 2013

¡Dos años muy productivos!

febrero 28, 2013 4 comentarios

Image

Es ocasión para celebrar. Hoy nuestro querido blog La Mazmorra de mi Suegra cumple su segundo año y lo hace en medio de la algarabía de sus seguidores.

Cuando decidimos emprender la aventura en solitario nos propusimos hacer una terapia de catarsis debido a los múltiples acontecimientos que nos embargaban en ese momento, pero, a la vez, era nuestra intención el poder llegar a los lectores de todo el orbe con nuestro aporte, experiencias, comentarios y consejos, y es claro que nuestra meta está siendo cumplida.

Hoy, gracias a Facebook, la comunidad global ya tiene acceso a nuestro periódico web y estamos insertos en la vorágine de la comunicación cibernética. Esperamos continuar productivos muchos, muchos años más y, junto a ustedes, celebrar cada 28 de febrero un año más de éxitos.

Ese secreto que tienes conmigo

febrero 20, 2013 1 comentario

ImageLlegaba a veces a ser insoportable. Dimitri, el dueño de la casa donde vivo, alcohólico de profesión, no dejaba pasar semana virgen; cada dos días o tres, echaba mano de sus botellas vacías de cerveza y las canjeaba por otras llenas en la bodega más cercana. ¿El resultado? Dos o tres días de libación, primero con amigos y finalmente solo, hablando para sí, oyendo sus mismas canciones y evocando los mismos recuerdos de la madre o de los parientes que murieron por los efectos excesivos del alcohol.

Recientemente, y hacia el final de un período de resaca, me convocó en su sala para contarme lo mal que se sentía con el tipo de vida que estaba llevando: derroche de dinero en alcohol y otras cosas innecesarias, y el consabido resultado de resaca y culpabilidad. Me contó que en alguna etapa de su vida recurrió a la AAA y le sirvió mucho, pues llegó a estar más de un año alejado del alcohol, pero, por orgullo y autosuficiencia no fue constante y decidió dejar la terapia. Yo, brillantemente sugerí el retorno a la AAA pues estaba claro que sí funcionaba, a lo que Dimitri me dijo que sí, que sí estaba dispuesto a regresar con la condición de que yo lo acompañara en su visita de reencuentro con la asociación. Me pareció algo lógico y una forma de donar tiempo para que el universo me lo retribuya en algún otro momento, así que quedamos: el martes a las 6 de la tarde nos encontraríamos en la casa para enrumbarnos juntos al centro de la ciudad al local de la asociación.

Llegado el día, encontré a Dimitri temprano y le recordé acerca de nuestra cita. Me dijo que prefería ir solo porque el ir conmigo significaría estar condicionado. No refuté; simplemente estuve de acuerdo con él y me dirigí a mi departamento a decirme a mí mismo que el pobre beodo no saldría jamás de su prisión autoimpuesta. Esa misma noche, al regresar a casa, oí que estaba nuevamente tomando con sus amigos …

Botellón churroUna semana más tarde, pasaba yo las últimas horas de mi marchito domingo metido en la red, cuando empecé a sentir el olor de comida quemándose. Asumí que algún descuidado cocinero se había apartado mucho tiempo de su preparación, pero que, sin duda, volvería raudo al sentir el invasivo olor. Sin embargo, pasaban los minutos y el olor se hacía cada vez más y más severo, y parecía provenir de una cocina cercana. Se lo adjudiqué a unos vecinos, pero no descarté que fuera Dimitri que, habiéndose quedado dormido, hubiese dejado a su suerte la cena que iba a comer. Luego de un largo rato de cavilación, pude desprenderme del chat y aventurarme a bajar a sacar la basura a la calle. Al pasar por la cocina de Dimitri vi que estaba la puerta abierta y que había una olla en la cocina, quemándose. Al fondo y en el patio de lavandería, yacía Dimitri en el piso, inmóvil. Me apresuré en dejar la basura afuera y regresé rápido a socorrer al inconsciente hombre. Primero apagué la hornilla y luego me fui a tratar de despertar a Dimitri, quien estaba tirado en el piso en medio de vidrios rotos y basura. Sus ropas estaban muy sucias, como si se hubiera revolcado  por un basural. Traté de levantarlo y pude conseguir que se incorporara.

hombre-en-calzoncillosHabiéndose puesto en pie, lo llevé hasta su comedor y él, en el camino, se sacó la bermuda que llevaba puesta y se quedó en calzoncillos. Inmediatamente se acomodó en unas sillas que hicieron las veces de cama y siguió con su sueño de alcohol. Tras un rato de no saber qué hacer, fui hasta su dormitorio y vi que estaba la televisión prendida y muchos objetos en su cama, entre ellos un DVD player. Volví al comedor y logré que se levantara para llevarlo a su cuarto. Una vez ahí, saqué las cosas que había en su cama y lo ayudé a acostarse. Apagué el televisor y lo dejé acostado. Se había tapado con una sábana; consideré que mi labor benéfica había concluido y me dispuse a regresar a mi departamento.

Ya en el segundo piso, nuevamente conectado a internet, comenté el incidente a un amigo por el chat, y él me preguntó si yo, aprovechándome del estado en que se encontraba Dimitri, me había atrevido a hacerle tocamientos indebidos; respondí que no, pero fue entonces en que me asaltó un oscuro pensamiento … (continuará)

Categorías:Local, Pessoal Etiquetas: , ,

La capitulación del condón

febrero 16, 2013 2 comentarios

ImageVivimos en una sociedad en la que se manipula a sus habitantes a través del temor. Instituciones gubernamentales, religiosas y grandes capitales están asociados para lograr que el individuo viva pendiente de los grandes riesgos que significa obrar con libertad. Tenemos, por ejemplo, las empresas aseguradoras que se encargan de recordarnos que en cualquier momento podemos tener un accidente o perder a un familiar cercano; son los seguros, también, los que nos alertan que nadie está libre del cáncer, así que a gastar miles de dólares anuales para estar “listos” para cualquier mala noticia del oncólogo.

pope-condom¿Y qué decir de las prevenciones contra las enfermedades sexuales y el SIDA? ¿Se ha puesto alguien a calcular la cantidad de millones mensuales que la industria de condones factura al mes? Y es que el miedo a contraer el “booh” es tremendo y es mejor cuidarse antes que lamentar una penosa consecuencia que nos pueda convertir en guiñapos humanos y una triste realidad para nuestras familias y la sociedad. El goce sexual se ha convertido en un tabú. Está prohibido; si lo haces sin condón entonces tendrás ahora que cargar con la culpa correspondiente hasta que pasen seis meses en abstinencia (período “ventana”) y te puedas hacer la correspondiente prueba de descarte.

Bareback 2En lo personal, no he perdido el miedo total al SIDA o a las enfermedades venéreas, pero, hay veces en que reclamo a la vida mi condición de ser humano y de poder gozar las cosas que existen a mi alrededor. Toda vez que he tenido una pareja estable he dejado el condón a un lado, pues la confianza es una carta fundamental en una relación de pareja y el sexo puro es una demostración de ello. El placer del sexo “a pelo” no tiene comparación y yo soy partidario de la vieja idea de que uno tiene que saber confiar en la gente y darse cuenta de que, detrás de todos los miedos que nos quiere inculcar esta sociedad, está la oscura intención de lucrar con nosotros y manipularnos.

Categorías:Pessoal, Sexo, Sociedad Etiquetas: , ,

¡Que se vaya!

febrero 15, 2013 1 comentario

ImageYa era hora que un papa reconociera que su labor en el mundo es parasitaria y que es imposible luchar contra el vicio y la corrupción de los curas pedófilos. Desde esta página estuvimos continuamente dando nuestro parecer acerca del reinado de Joseph Ratzinger mientras duró: una vida de lujo (y quién sabe, lujuria) al frente de una institución en decadencia.

Es un caso, indudablemente, sin precedentes, pues, generalmente los papas se quedaban atornillados a sus puestos hasta que la muerte se los llevaba, y era recién en ese momento en que las aves de rapiña de su entorno se empezaban a disputar el trono.

¿Qué hará de ahora en adelante Ratzinger? Fracasado en el intento de llevar las riendas de una bestia, seguramente se pondrá a escribir encíclicas o quién sabe se anime a colaborar con alguna nota en La Mazmorra de mi Suegra.

Categorías:Religión Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: