Archivo

Posts Tagged ‘elecciones’

Venezuela en manos de un niño bobo

abril 14, 2013 1 comentario

Nicolas-Maduro-con_Pajaro_450PxLos resultados a boca de urna que invaden las redes sociales acerca de las elecciones presidenciales en Venezuela de hoy dan como contundente ganador a Nicolás Maduro, el “hijo” de Chávez. Aun cuando su contendor Henrique Capriles Radonzki se acercó mucho más a la victoria que en las elecciones pasadas (frente al mismísimo emperador Chávez), parece ser que tampoco la pudo chuntar esta vez.

Todo parece indicar que el “toripollo” aquél que recibió la bendición por parte del comandante en forma de pajarito, se entornillará en el poder por un período igual o mayor que su antecesor, sin más experiencia ni mérito que haber recibido el respaldo de un líder enfermo, y haber asumido el poder absoluto de la nación con triquiñuelas y violaciones a la carta magna. Desde ya, en los ciento y tantos días que lleva Maduro como presidente encargado el país ha tenido que soportar dos devaluaciones, problemas de corte de energía eléctrica en diversos estados venezolanos y un alarmante incremento de muertes en manos de la violencia callejera. Sin embargo, envuelto aún en el aura quasi sagrada del “comandante de comandantes” el virtual ganador de las elecciones venezolanas goza de la adhesión de gran parte de la población que aún llora la partida de su líder. En pocas palabras, se trata del futuro de todo un país en manos de un niño bobo, que no tiene el menor tino de cómo dirigir una nación, no sólo por su falta de Disturbiospreparación académica, sino por sus constantes desatinos producto de su vehemencia campechana.

¿Qué depara ahora a los venezolanos en manos de un inepto como Maduro? ¿Será cierta la profecía de que el país está destinado a un descalabro total? ¿Qué deberíamos hacer las naciones vecinas para salvar a nuestros hermanos del norte de este suicidio masivo?

Chau, Humala

Las últimas encuestas presidenciales señalan una ventaja (aparentemente corta) entre los dos candidatos presidenciales en esta segunda vuelta. De esta manera, se ve el despunte de la candidatura de Keiko Fujimori, quien, hasta hace un par de semanas, se encontraba a menos de un punto porcentual de Ollanta Humala.

La responsabilidad de este incremento en la preferencia a la hija del ex presidente la tienen los medios. Es clara y evidente la manipulación que han ejercido ciertos canales de televisión y medios impresos (y virtuales) hacia el desprestigio cada vez más impío del candidato Humala. A diario se pueden ver noticias culpándolo de sucesos como el Andahuaylazo o confirmando su, ahora negado por él en todos los idiomas, vínculo con Hugo Chávez. Todo este cargamontón mediático ha obligado al nacionalista a morigerar su otrora radical propuesta y poner cara de “yo no fui”. Ha cambiado su plan de gobierno; ha firmado el acuerdo nacional de gobernabilidad (cosa que se resistía a hacer al principio) y recorre el Perú de cabo a rabo mostrándose afable y cercano, prometiendo que no tocará los fondos previsionales de los peruanos o ahuyentará las deseadas privatizaciones que dan liquidez y empleo en nuestro país.

Por su lado, a pesar de algo de veneno que circula en la internet sobre los delitos de su padre, la señora Fujimori recibe el respaldo de figuras públicas (incluido el propio presidente) y se dice inclusive que la DIROES, donde vive recluido su padre, es el centro de su campaña y que es el mismo ex presidente el que está manejando los hilos de esa candidatura mientras los poderes del Estado se han dado la vuelta para “no ver” lo que está ocurriendo. Es por demás sabida la complicidad que siempre existió entre el partido de gobierno y los Fujimori (fueron los apristas los que llevaron a Fujimori al poder el 1990), así que a nadie sorprende el tácito apoyo a la candidata nipona.

A estas alturas y basándonos en experiencias pasadas, la tendencia ya parece irreversible. El porcentaje de votantes indecisos se ha reducido, de 20 a 10% y así el Perú avanza hacia el espeluznante cinco de junio, día en que, guiados por la desidia, volveremos a dar un salto al vacío votando por el candidato “menos malo”. Nunca cambiaremos …

Categorías:Política Etiquetas: , , ,

¡Calientito, caserita!

Aún cuando la foto de abajo no lo refleja, La Mazmorra de mi Suegra tuvo acceso a una fuente muy fidedigna y consiguió la última encuesta presidencial (la misma que los medios están ya prohibidos de publicar) en vísperas de las elecciones generales. Sin más preámbulos, aquí los resultados:

  • Ollanta Humala                    27,0 %
  • Keiko Fujimori                      20,0 %
  • Pedro Pablo Kuczinsky        19,0 %
  • Alejandro Toledo                 16,3 %
  • Luis Castañeda                   10,0 %

Mientras tanto, siguen los conflictos en el APRA con los dimes y diretes de sus líderes, quienes dicen, unos, que apoyarán a PPK, y otros que no han decidido el apoyo. Lo único rescatable de todo esto es que el más perjudicado será Kuczinsky por los motivos explicados en el artículo que precede a éste.

Sólo esperamos que estos resultados estén equivocados, de lo contrario, al Perú le espera una etapa funesta con muchos años sin poder ver el sol de la democracia.

¿Qué se cocina, ahora, en esta olla?

Para muchos la suerte ya está echada. El APRA endosó sus votos a PPK y éste pasará a la segunda vuelta con Humala. Tras el júbilo inicial de la tribu electoral (pues no se le puede llamar partido) del ex ministro viene ahora un aterrador panorama: ¿Es el APRA realmente una fuerza democrática en el país? ¿Se trata acaso de una masa homogénea que puede decidir el futuro de todos los peruanos?

El hipercorruptísimo Jorge del Castillo ha dicho que “es importante salvar la democracia; no solo un modelo económico sino sustancialmente la democracia” y que por eso apoyarán a Kuczinsky, ya que Castañeda ya no es relevante y Toledo también ha caído; así que ahora se trata de arrebatar el segundo lugar a Keiko Fujimori. ¿Y lo dice del Castillo, el más cuestionado aprista después de Alan García? ¿Qué autoridad moral tiene él para decir esas cosas?

Recordemos que, meses atrás, los apristas apoyaban a Luis Castañeda, mas luego, decidieron poner a prueba a una ex ministra, guapa y carismática para usarla de carnada y así lograr una reelección. ¿Y qué pasó? El APRA es una olla de grillos, una masa fragmentada donde cada uno lleva agua para su molino; no tienen una identidad propia, no tienen representatividad en el pueblo. No pudieron concretar la candidatura propia para estas elecciones, ya que la cándida-ta Mercedes Aráoz se asfixió con la fetidez del partido de gobierno y prefirió desintoxicarse de tanta corrupción, dando un paso al costado; y fue precisamente Jorge del Castillo la manzana de la discordia en esta renuncia.

Ahora, ¿es mera casualidad que el APRA haya elegido a PPK como su candidato preferido? ¿No será que tienen en común mucho más que ir a las mismas fiestas? Veremos si las matemáticas no se les voltean a última hora a los PPKacistas y, en lugar de sumarse votos, los resten.

Categorías:Política Etiquetas: , , , , ,

Un muy Nóbel endose

¿Será positivo o negativo el espaldarazo que Mario Vargas Llosa dio hoy a Toledo al decir que votará por él el domingo? En ese sentido fueron las declaraciones del escritor peruano esta mañana, diciendo además que no se podía permitir que Humala o Keiko ganaran la elección, pues ellos son (como dijera él mismo anteriormente) como el SIDA y el cáncer terminal.

Toledo, por su parte, ha convocado a sus adversarios menos impopulares (Castañeda y PPK) a unir fuerzas para hacer un frente único ante la posibilidad de que triunfe algún tipo de sistema antidemocrático o funesto para el país. El líder chacanero también ha instado al APRA, partido de gobierno, a reunirse en este consenso para evitar que Humala o Fujimori puedan lograr pasar juntos a la segunda vuelta.

Las reacciones a esta convocatoria han sido diversas. Pedro Pablo Kuczinsky ha dicho que se trata sólo de una maniobra desesperada que busca tomar el liderazgo y usar a los otros candidatos de escalones para lograr el triunfo electoral. Por su lado, el partido aprista ha dicho que aún no ha decidido por quién se inclinará el 10 de abril, pero que votará por aquel candidato que suscriba sus “condiciones” democráticas de forma clara y abierta.

¿Está Toledo volviendo a usar su estrategia de caudillismo para lograr la victoria? ¿Le servirá el haber recibido el apoyo del Premio Nóbel de Literatura? ¿Se volverán todas sus tácticas un búmeran que finalmente le arrebate la presidencia del Perú? Conoceremos las respuestas a éstas y otras interrogantes este domingo después de las cuatro de la tarde.

Más que un debate, una exposición en vitrina

Muchos peruanos esperábamos grandes sorpresas en los planteamientos de los cinco candidatos con más posibilidades de ganar las elecciones presidenciales; sin embargo, más allá de la impecable vestimenta de todos, los argumentos esbozados no sumaron mucho a lo que ya todos hemos oído. Más bien parecía que estos cinco postulantes iban a una sesión fotográfica o competían por ser el mejor vestido,  en lugar de plantear nuevas propuestas al electorado.

El favorito en las encuestas, Ollanta Humala, parecía un muñeco articulado que sólo se limitó a leer y leer su libreto, y desaprovechó una oportunidad de oro para mostrarse satisfecho y seguro de ganar la presidencia a través de un discurso fluido y cautivador que fuera el que diera el último empuje a quienes todavía no se deciden por quién votar. De los cinco expositores, Humala fue el que más “se desinfló”, pues se mostró pusilánime y no comprometido con la causa.

Luis Castañeda, el ya “desahuciado” por las encuestas, mostró un discurso chillón y ofensivo y le brotaba por los poros el resentimiento de haber perdido casi toda posibilidad de ganar la elección. Pedro Pablo Kuczynski, como siempre acartonado y, por momentos, con una tosecita que hacía pensar en lo avanzado de su edad y en si, en realidad, logrará completar los cinco años de gobierno, propuso reformas tributarias interesantes y se defendió de algunos ataques de sus adversarios. El buen punto es que al final de su intervención, recordó a la población que debían marcar su símbolo en la cédula electoral.

El ex presidente Alejandro Toledo fue uno de los mejores de la noche. Se mostró cuajado, experto y más seguro que en años anteriores y, a la vez que recordar los logros alcanzados en su período como presidente, hizo planteamientos bastante realizables para un eventual segundo gobierno. Se defendió de los ataques con argumentos claros y, utilizó la ironía para referirse a sus adversarios y a algunas de las fallas de éstos.

El caso de la hija del también ex presidente Alberto Fujimori, merece atención aparte. Keiko tuvo una muy adecuada exposición (excelente lenguaje corporal y frases muy precisas), pero su mayor error fue hablar del gobierno de su padre como si ella hubiese también gobernado o como si ella fuera su clon como para continuar la labor. Le faltó independencia y auto identidad. También falló al hacer preguntas a sus adversarios, pues en ello se mostró débil y parecía una tímida colegiala. Sin embargo, sus palabras finales fueron impactantes al decir que ella era “Keiko Fujimori, hija de Alberto Fujimori y Susana Higuchi, a mucha honra”. Seguramente que esta frase pasará a la historia y calará profundamente en las conciencias de los electores, ya que, el honrar a los padres es un valor importantísimo dentro del pueblo peruano.

En conclusión y en mi humilde opinión de elector, el debate de anoche terminará de hundir a Castañeda, restará votos a Humala, mantendrá a PPK en su posición, y subirá bonos a Toledo y Fujimori, lo cual deja más clara la definición para el 10 de abril. Mas, si me preguntan, mi voto sigue siendo por Toledo.

¿Quién dará a Cipriani el pedazo más grande?

Como se sabe, el pasado lunes 21 de marzo, el candidato a la presidencia por la agrupación Gana Perú, Ollanta Humala Tasso, desayunó con el Cardenal Juan Luis Cipriani para tratar – según Humala – temas como el matrimonio gay y el aborto. Ello responde a una invocación que hizo el Cardenal a los candidatos a la presidencia del Perú a que  expongan sus posiciones sobre el aborto y la unión gay, polémicas situaciones que “incomodan a la Iglesia.”

Humala ha dicho que ésta fue una reunión importante, ya que ha permitido que su partido dé alcances sobre su posición sobre estos temas. En resumen, el ex militar dijo de manera muy soslayada y diplomática que está de acuerdo con la Iglesia (en su oposición a estas situaciones polémicas) y que trabajará con ella de la mano de llegar a la presidencia.

Mas, el tema de fondo podría ser la negociación de los nuevos salarios que un potencial gobierno humalista pagaría a los prelados católicos, pues, como se sabe, el Estado Peruano mantiene con nuestros impuestos a esta sarta de parásitos que lo único que hacen es decir a la población lo que deben hacer y lo que no, so riesgo de castigo divino. Y hasta se dan el lujo de hablar en nombre de la naturaleza; para muestra, una joyita de Cipriani: “Las parejas del mismo sexo no se complementan porque la naturaleza dice que no es correcto”. ¿Desde cuándo este señor es el oráculo de la naturaleza? Como se ve que nunca ha tenido sexo con otro hombre. Debería hacerlo para que vea lo que la naturaleza realmente dice al respecto.

En conclusión, Cipriani está evaluando a cada candidato para saber quién le extenderá el cheque mensual más generoso y así ordenar a todo su séquito (y a su fiel rebaño de ovejas) que voten por él o ella en estas próximas elecciones. Lo demás es pura fufulla.

A %d blogueros les gusta esto: