Archivo

Posts Tagged ‘SIDA’

La canción que él no quiso cantar

septiembre 5, 2011 Deja un comentario

Deslumbró al mundo con su multifacético estilo, sus espectaculares coreografías y su extraterrenal voz. Se autodenominó bisexual y así lo demostró, teniendo vínculos sentimentales sólidos con dos mujeres, una de las cuales permaneció como su mejor amiga hasta los últimos días de vida del artista. Por otro lado, sus huracanadas etapas con hombres de su entorno confirmaron por qué bautizó a su grupo con ese nombre, pues se sabía reina entre reinas y no había quién le arrebatara el trono de lujuria y glamour.

Sin embargo, de todas las excentricidades que tuvo Mercury, la más grande fue callar su estatus de VIH. Se creía un dios, y como tal, los peligros del mundo le tenían sin cuidado, pues su linaje inmortal lo hacía caminar en la gloria ante las miradas atónitas del mundo material. Desafortunadamente, pasado un tiempo, todo su buen talante no le bastó para evitar su derrumbe emocional y sicológico al enterarse de que dos de sus amantes habían muerto de SIDA. Tras su decisión de hacerse la prueba él mismo y comprobar que estaba infectado, la prensa se empecinó en asediarlo para que revelase los resultados del examen. Él negó en todo momento que era portador del síndrome y hasta se tomó fotos luciendo excelente estado físico para enviarlas a los diarios bajo el titular “¿Acaso me ven moribundo de SIDA?” Mas, como la ruleta no perdona ni a dioses ni a mortales, la terrible enfermedad se ensañó contra el ídolo y fue recién, cuando estuvo postrado en cama, cuando hizo pública su enfermedad.

Freddie Mercury mantuvo su orgullo hasta el final y no quiso que su padecimiento trascendiera las paredes de su alma, pues daba por cierto que su obra e imagen serían las que perdurarían en los ojos de sus seguidores. Y es así como realmente ocurrió. Mercury es ahora inmortal, y lo que se vive de él es su trayectoria y su éxito, metas cumplidas que fueron más allá de los linderos de la muerte.

No la quieren dejar descansar

Resulta que ahora apoyar las causas nobles es pecado. La Iglesia Bautista de Westboro ha anunciado que abucheará a la fallecida diva Liz Taylor el día de su funeral por el hecho de que ella fue una activa defensora de las víctimas del SIDA y recaudó mucho dinero para ayudar a su investigación y tratamiento.

Estos seudoreligiosos, seguidores del bautismo primitivo y del calvinismo, trabajan a partir de las creencias expresadas por su eslogan más conocido, “God hates fags”, y expresa la idea, basada en su exégesis bíblica, de que las tragedias del mundo están vinculadas de alguna forma a la homosexualidad— en especial el incremento de la tolerancia y la aceptación de la denominada “agenda homosexual”. El grupo mantiene que Dios odia a los homosexuales más que a los restantes “pecadores” y que la homosexualidad debería estar castigada con la pena de muerte.

Habráse visto los antivalores que se viven hoy en día. Mientras organizaciones como amfAR rinden su sentido homenaje a la actriz, grupos religiosos se encaraman en sus negruzcos resentimientos quieren opacar la imagen de una brillante estrella que ahora brilla en el firmamento.

Desde aquí nuestra condena por la reacción irracional de estos religiosos. Descansa en paz, Elizabeth.

 

A %d blogueros les gusta esto: