Inicio > Política, Religión, Sociedad > Líos de faldas

Líos de faldas


Tras una polémica ordenanza planteada por la administración edil limeña que encabeza Susana Villarán, el tristemente célebre y figuretti cardenal Cipriani ya empezó a despotricar otra vez. Es que este venerable calzonudo no ha echado mano de Facebook o Tweeter para dar a conocer sus desvaríos, sino que lo hace valiéndose de sus oficios religiosos u homilías, aprovechando la gran cantidad de mansas ovejas que asisten a escucharlo.

La manzana de la discordia es esta vez una norma que prohíbe la discriminación de cualquier tipo en los diferentes locales públicos de la gran capital peruana. “La ordenanza busca que las personas que tengan una orientación sexual distinta puedan vivir sin discriminación, porque esta genera violencia. La discriminación contra las mujeres origina feminicidio, la discriminación contra los niños genera maltrato, la discriminación por tener un color diferente al blanco es racismo”, explicó Villarán. Y como fuere que este tipo de regulación contempla también la no discriminación por orientación sexual, el cardenal echó a andar su maquinaria homofóbica en contra de la alcaldesa llamándola “chilindrina” y objetando que ella tenga autoridad para explicar las cosas del mundo.

Por su parte, la burgomaestre ha tomado el comentario con deportivismo, pero ha instado a la autoridad religiosa a ser respetuoso en sus juicios y a fomentar las buenas relaciones en vez de crear vacíos irreconciliables; “nuestras madres eran muy buenas amigas y no entiendo por qué nosotros no podemos seguir siéndolo como nos dijimos en nuestra primera reunión”, ha dicho Villarán.

En lo personal considero que, mediante la vapuleada-antes-de-nacer ordenanza, se pueden sentar las bases para crear una sociedad más igualitaria para todos (pues ello es lo que reza nuestra Constitución). Sigo pensando que la alcaldesa va en la dirección correcta y si, llega a sobrevivir todas las trampas que le han puesto hasta el momento sus opositores (y todas las que están por venir), sería una excelente candidata a la presidencia en las elecciones generales de 2016. Y en cuanto a Cipriani, sólo me queda decir que sería mejor que su jefe, el pastor nazi Ratzinger, lo mandara amordazar por usar su investidura y las ceremonias religiosas para politiquear y meterse en asuntos que no le competen. Ya es hora que el Vaticano cree una mazmorra para todos los miles de curas pedófilos y corruptos que hay en el mundo y, si hay un puesto de alcaide para dicha prisión, Cipriani ya tendría nueva chamba.

  1. julio 26, 2011 en 4:51 am

    La iglesia de cuando en cuando deberia aprender a no mezclar la religion con la politica y sobretodo no interferir en la vida cotidiana, donde la convivencia entre las personas debe ser civil y tolerante, la iglesia debe predicar dentro sus iglesias. Lo que no entiendo, es el porque se le prenden tanto a la Alcaldesa, que quisieran ellos que la intolerancia y el racismo aun la hagan de patrones en una grande ciudad como Lima?

  2. Johnn
    julio 31, 2011 en 11:26 pm

    My dear Jose,

    I totally agree with what you say about racism, however, the way you focus the topic, by blaming the Catholic Church for this, is not quite intelligent.

    Warm regards

    Johnn

  3. agosto 4, 2011 en 9:31 pm

    Unfortunately, my dear Johnn, the Catholic Church is causing more damage than good and that is what provokes reactions like mine.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: